Se conocen como tales los pintores de los países bajos del siglo XV, que al introducir grandes innovaciones a la pintura hicieron la transición desde el gótico tardío al Renacimiento europeo. Pintura desarrollada en un contexto histórico de ciudades prósperas Gantes, Brujas, Ypres, Tournai), donde la naciente burguesía comercial, ligada a la industria y al comercio de paños, favorece el desarrollo del arte. Si bien el colorido brillante de este estilo pictórico es heredero de los grandes ilumnistas del gótico, la introducción de la pintura al óleo con su consecuente secado lento, y con ella, la técnica de las veladuras y el desarrollo del cuadro en capas sucesivas, permitió desarrollar una pintura rica en matices, cuadros dotados de una cualidad atmosférica hasta entonces desconocida. El gusto extremo por los detalles de la materia, la arquitectura, los objetos, es otra de las características de esta escuela. Los objetos dejan de ser elementos secundarios para adquirir un papel protagónico al igual que los personajes. El paisaje adquiere una gran importancia en esta época. Reflejando fielmente el ambiente que le rodea, el pintor flamencos dota a este realismo de un cierto carácter simbólico, a lo que contribuye la significación alegórica de los colores utilizados y de los diversos objetos secundarios representados. Los fondos dorados y neutros del gótico van desapareciendo, siendo sustituidos por paisajes naturalistas donde cada elemento es reflejado con fidelidad y detalladamente.
HANS MEMLING
HANS MEMLING
Hans Memling (Selingenstadt, 1433-Brujas, 1494) Pintor flamenco. Nació en Alemania y probablemente estuvo en Colonia (1455-1460), antes de trasladarse a Bruselas, donde se cree que fue discípulo y colaborador de Rogier van der Weyden. En 1465 Memling se trasladó a Brujas donde abrió su propio taller, ingresando en 1467 a la corporación de pintores de esta ciudad. Su obra de compone casi totalmente de pintura religiosa y retrato, con pocas variaciones estilísticas. En las escenas religiosas, agrupadas a menudo en trípticos, llama la atención su habilidad para organizar el espacio y distribuir las figuras con una gran maestría compositiva. Notables son los reversos de algunos dípticos. En varios de sus retratos perfeccionaron la técnica de situar al modelo sobre un fondo de paisaje, costumbre que tuvo una amplia difusión y una gran influencia; es en estas obras donde Memling se muestra más original y logrado. Fue un pintor exitoso a lo largo de su carrera, recibiendo encargos de otros países como Inglaterra o España, siendo uno de los pintores favoritos de Isabel I de Castilla. La mayor parte de su obra se conserva en el Museo de Brujas.
HUGO VAN DER GOES
HUGO VAN DER GOES
Hugo van der Goes (Gante; h. 1440 – Auderghem; 1482) fue un pintor flamenco del siglo XV. Considerado uno de los pintores flamencos más importantes después de la muerte de Jan Van Eyck, es poco lo que se sabe de su vida. A partir de 1467 es miembro del gremio de artistas de Gante. Se sabe que en 1460 colaboró en la decoración en las fiestas en honor al duque de Borgoña y que estuvo empleado por el gobierno de la ciudad como pintor de decoraciones para las ceremonias de la época. Durante la década del 70 van der Goes se internó como monje en el Monasterio Roderklooster, desde donde siguió pintando y realizó algunos viajes a Colonia y Lovaina. En 1483 su obra el Tríptico Portarini fue enviado a Florencia, donde fue muy admirado e influyó en numerosos artistas, considerándose la más importante de las importaciones de obras flamencas a Italia a lo largo del siglo XV.
JAN VAN EYCK
JAN VAN EYCK
Jan van Eyck [ˈjɑn vɑn ˈɛik] (o Johannes de Eyck, Maaseik, c.1390-Brujas, 1441) fue un pintor flamenco. Está considerado como uno de los mejores pintores del norte de Europa del siglo XV y el más célebre de los Primitivos flamencos. Trabajó en La Haya para Juan de Baviera y más tarde en Lille como pintor de corte de Felipe el Bueno, a quien permaneció vinculado durante toda su vida. En 1430 se estableció en Brujas, donde vivió hasta su muerte. Dos años más tarde, en 1432, acabó la que se considera su obra maestra, el gran retablo de la Adoración del cordero místico, realizado para la catedral de Gante. Robert Campin, que trabajó en Tournai y los hermanos Van Eyck en Flandes, fueron las figuras de transición desde el gótico internacional a la llamada escuela flamenca. El estilo flamenco que se dio en los Países Bajos en el siglo XV se ha considerado tradicionalmente como la última fase de la pintura gótica. Otra corriente lo enmarca en lo que se ha dado en llamar prerrenacimiento. A este estilo pictórico del gótico tardío en el siglo XV, que inicia el Renacimiento nórdico de Europa, también se le llama Ars nova.
JERÓNIMO BOSCH, EL BOSCO
JERÓNIMO BOSCH, EL BOSCO
Hieronymus Bosch ( Hertogenbosch, Países Bajos, 1450 - 1516) Pintor holandés. Debe su nombre a su ciudad natal, en la que siempre vivió. Fue hijo y nieto de pintores, por lo que su formación tuvo lugar probablemente en el taller familiar; vivió entregado a su vocación por la pintura, que acabaría reportándole gran éxito. Felipe II, entre los primeros y más insignes coleccionistas de sus obras, reunió un importante número de ellas en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y el palacio de El Pardo. «Muy admirado y maravilloso creador de imágenes extrañas y cómicas y de escenas singularmente descabelladas», según escribió en 1567 el viajero italiano Ludovico Guicciardini, el Bosco puso su vena satírica al servicio de un discurso moral asentado en la doctrina tradicional de la Iglesia católica, con frecuentes alusiones al pecado, la transitoriedad de la vida y la locura del hombre. La pintura del Bosco se inscribe ambiguamente en la tradición flamenca de la que al mismo tiempo se aparta sutilmente en imaginería y técnica. Ya Karel van Mander, fascinado con su pintura, observó que utilizaba capas de pintura tan finas que a menudo dejaba que se viesen los fondos. En algunos aspectos su técnica carecía del refinamiento propio de los primitivos holandeses. Pero esa nueva técnica le permitía trabajar más rápido, al secarse antes las finas capas de color. Sobre una preparación a base de blanco de creta aplicada sobre el soporte, el Bosco dibujaba a pincel y con un material oscuro con algo de carbón en su composición. La principal novedad de la pintura del Bosco, el «camino nuevo», según fray José de Sigüenza, radica en la utilización de elementos burlescos y jocosos, «poniendo en medio de aquellas burlas muchos primores y extrañezas». Después de obras magistrales, en las que algunos intérpretes ven la representación de la locura humana, El Bosco cerró su carrera con una serie de obras sobre la Pasión de Jesucristo. Se ha alcanzado cierto consenso en atribuirle entre veinticinco y treinta pinturas, tomando como punto de partida lo que las fuentes escritas le atribuyen de forma coincidente: la creación de un mundo de seres fantásticos y escenas infernales. Pero el temprano éxito de esas escenas, convertidas en género por copistas e imitadores, junto a la ausencia de datos relativos al funcionamiento del taller, hace que resulte difícil distinguir las obras autógrafas de lo que son réplicas del taller o copias, quizá, de originales perdidos. De acuerdo con los expertos, el aporte novedoso de El Bosco en la pintura flamenca del Renacimiento sería haber elevado la iconografía fantástica, propia de las artes menores, a la importancia de la pintura al óleo sobre tabla, normalmente reservada a la liturgia o a la devoción piadosa. Sin embargo, al haber ido más allá de lo imaginado, creando un mundo fantástico ejecutado con la maestría del realismo, El Bosco sienta las bases de elementos creativos a los que siglos más tarde recurriría el surrealismo.
PETRUS CHRISTUS
PETRUS CHRISTUS
Petrus Christus o Petrus Cristus (Baarle-Hertog, c. 1410/1415-Brujas, c. 1475/1476) fue un pintor primitivo flamenco, autor de un reducido número de obras de devoción y retratos. se le documenta a partir de 1444 y hasta su muerte en torno a 1473 como ciudadano de Brujas. Después de 1458 pero antes de 1463 se incorporó con su esposa a la aristocrática cofradía de Nuestra Señora del Árbol Seco, a la que pertenecían los duques de Borgoña. La pertenencia también a la cofradía de Nuestra Señora de la Nieves es otro indicio de sus buenas relaciones con la aristocracia y las autoridades urbanas, para las que realizó algunos trabajos documentados entre 1446 y 1458 y, en 1463, la dirección de los decorados de dos tableaux vivants alzados con motivo de la entrada triunfal de Felipe el Bueno en la ciudad. NO se ha podido establecer con certeza quienes fueron sus maestros, encontrándose en su obra tanto influencias cruzadas, tanto de Jan Van Eyck como del Maestro de Flemalle y Rogier van der Weyden. La concepción unitaria del espacio, le llevó a descubrir, de forma puramente empírica según Erwin Panofsky, la regla básica de la perspectiva lineal, al construir sus composiciones con un punto de fuga único algo a lo que ni Van Eyck ni Van der Weyden habían llegado. Esa utilización de la perspectiva geométrica y la existencia de ciertos vínculos con la pintura italiana, singularmente con Antonello da Messina, hicieron suponer en el pasado un viaje a Italia nunca documentado. La concepción espacial integradora se advierte también en sus retratos, de medio cuerpo, al modo de Van der Weyden, pero situados en interiores verídicos, alejados del tradicional fondo neutro.
QUENTIN MASSYS
QUENTIN MASSYS
Quinten Massys (Lovaina, c. 1466 - 1530) fue un pintor flamenco, fundador de la escuela de Amberes, ciudad en la que trabajó desde 1491. Ese mismo año aparece inscrito en el Gremio de San Lucas. Se formó bajo la influencia de Dirk Bouts. Su pintura realiza una síntesis entre la tradición flamenca primitiva y la pintura renacentista italiana. Ello hace pensar que quizás realizó algún viaje a Italia. Comenzó pintando escenas religiosas, de lo cual se fue alejando para centrarse en el retrato, en escenas de contenido moralista y en la sátira. Cultivó una amistad cercana con Erasmo de Rotterdam, a quien retrató.
ROBERT CAMPIN
ROBERT CAMPIN
Robert Campin (Valenciennes ? 1375/1379 – Tournai, 1444 o 1445) fue un pintor flamenco. Documentado entre 1404 y 1444 como maestro pintor en Tournai (actual Bélgica), se le considera el iniciador de la escuela pictórica flamenca junto a Hubert y Jan van Eyck y al frente de un importante taller en el que se formaron artistas como Rogier van der Weyden y Jacques Daret. Se desconocen casi todos sus datos biográficos. Campin mostró mayores dotes de observación y fue capaz de dotar a sus cuadros de un mayor realismo que ningún otro pintor antes que él. Fue uno de los primeros artistas que experimentaron con la introducción de colores aglutinados con aceite de linaza, (pintura al óleo). Campin usó la nueva técnica modelando la luz y la sombra en composiciones de complejas perspectivas. En sus primeras obras se aprecia la influencia de los hermanos Limbourg. Se puede afirmar que contribuyó de forma decisiva a revolucionar la pintura de su tiempo, perfeccionando el uso del óleo y obteniendo con este método un colorido de gran brillantez y extraordinarios efectos con las veladuras. Su realismo tendrá una gran influencia en los artistas de la generación siguiente, una de las más importantes de la pintura flamenca. Además de su dedicación a la pintura religiosa, pintó una serie de retratos, con las figuras en tres cuartos; en sus retratos sobre todo masculinos, se aprecia el carácter del individuo, un rasgo propio del renacimiento con las particularidades de la cultura nórdica, que en su afán de retratar en todos sus detalles el mundo real, se aleja de la idealización. Los historiadores del arte han estado siempre ansiosos por encontrar el principio del Renacimiento nórdico y atribuirlo a un artista en particular. Durante mucho tiempo se aceptó que Jan van Eyck fue el primer pintor que se apartó de las convenciones del Gótico. A finales del siglo XIX, sin embargo, quedó claro que van Eyck estuvo precedido por un artista que pintó el Retablo Mérode. Datado en torno a 1428, este retablo (hoy en el Metropolitan Museum de Nueva York) está imbuido de la amorosa atención al detalle y el espíritu del materialismo burgués. Otros paneles de estilo similar, que supuestamente provienen del Château de Flémalle, se exhiben hoy en Fráncfort del Meno. Se asumía que estas obras pertenecieron a un Maestro de Flémalle cuya identidad por aquel entonces no quedó establecida. Ya en el siglo XX, los estudiosos han identificado a Robert Campin con el Maestro de Flémalle con casi total seguridad.
ROGIER VAN DER WEYDEN
ROGIER VAN DER WEYDEN
Rogier van der Weyden, también conocido como Rogier de la Pasture, (Tournai, hacia 1399/1400-Bruselas, 1464) fue un pintor primitivo flamenco. Contrajo matrimonio con Elisabeth (o Ysabiel) Goffaert, hija de un zapatero de Bruselas y unos cinco años menor, con quien tuvo al menos cuatro hijos. Formado en el taller de Robert Campin, en 1436 fue nombrado pintor de la ciudad de Bruselas, ciudad en la que residió hasta su muerte, sin otra interrupción que un viaje a Roma que realizó en 1450. No se conocen pinturas firmadas ni existe documentación precisa sobre contratos que permitan asignarle con entera certeza ninguna obra. Existiendo todavía controversia sobre los datos de su ingreso como aprendiz al taller de Robert Campin, hay datos que permiten afirmar con certeza que su fama traspasó las fronteras de los países Bajos. Las atribuciones de obras se han hecho tomando como punto de partida tres tablas (Tríptico de Miraflores, Descendimiento del Museo del Prado y Calvario del Monasterio de El Escorial) relacionadas de antiguo con Van der Weyden y de las que se puede seguir el rastro hasta los siglos XV o XVI. Entre las obras atribuidas, se encuentran retratos de personajes de la corte de Borgoña, y una miniatura.