LUDOVICO CARRACCI
LUDOVICO CARRACCI
Ludovico Caracci (Bolonia, 1555 - 1619) fue un pintor y grabador italiano. Fue primo de los hermanos Agostino Carracci y Annibale Carracci, y el mayor del grupo. Se formó en el taller de Prospero Fontana, enriqueciendo posteriormente su formación con viajes a Florencia, Parma, Mantua y Venecia. Se inspiró fuertemente en la obra de Correggio y de la Escuela veneciana. Con la excepción de algunos viajes durante su aprendizaje y una breve visita a Roma en 1602, la carrera de Ludovico se desarrolló enteramente en Bolonia. Apegado a su ciudad natal y poco inclinado a seguir las modas impuestas por el gusto de su tiempo, se mantuvo alejado de las nuevas tendencias del arte boloñés. Durante sus últimos años se dedicó casi por completo a la enseñanza del arte en la Academia Boloñesa, actividad docente para la que según las fuentes, contaba con dotes extraordinarias.
TINTORETTO
TINTORETTO
Tintoretto, de nombre Jacopo Comin (Venecia, 1518- 1594), fue uno de los grandes pintores de la escuela veneciana y representante del estilo manierista. Su padre era tintorero, de ahí su apodo. Muy joven entró como aprendiz al taller de Tiziano, donde permaneció algunos años aprendiendo el arte del color y de las sombras. Por su fenomenal energía y ahínco a la hora de pintar fue apodado Il Furioso, y su dramático uso de la perspectiva y los especiales efectos de luz hacen de él un precursor del arte barroco. Sus trabajos más famosos son una serie de pinturas sobre la vida de Jesús y la Virgen María en la Scuola Grande di San Rocco de Venecia.
ANDREA DEL SARTO
ANDREA DEL SARTO
Andrea del Sarto (Florencia, 1486 - 1531), fue un pintor italiano de estilo manierista. Por su depurado estilo fue apodado «Andrea senza errori» («Andrea sin errores»). A los seis años Andrea pasa a ser aprendiz de un orfebre, y más tarde pasa al taller de un pintor llamado Gian Barile que, al ver sus grandes progresos, lo envía al taller del más prestigioso Piero di Cosimo. .Se considera probable que viajara a Roma en 1510. Su lenguaje formal desenvuelto, de una serenidad narrativa propia del Siglo XV, se enriquece con las matizadas atmósferas y los estilismos propios de Leonardo y Rafael. En 1514 empieza a trabajar en los frescos monócromos del claustro del Scalzo en Florencia, que completará, con muchas interrupciones, en 1526: una larga experiencia que atraviesa casi toda su obra. Andrea se dedicó al retrato de modo esporádico. En 1518 viaja a Francia, invitado por Francisco I, para el que ya había hecho en Florencia varias obras.
EL VERONÉS
EL VERONÉS
Paolo Caliari o Cagliari (Verona, 1528 - Venecia, 1588) también conocido como Paolo Veronese, fue un pintor italiano, figura central del Manierismo veneciano. Hijo de un picapedrero, nació en Verona, ciudad donde se formó como pintor. En 1556 se estableció definitivamente en Venecia, donde desarrolló su arte, siendo una de las figuras más destacadas de la escuela veneciana. En 1555 o 1556 recibe en Venecia su primer encargo representativo: la decoración de la sacristía y los techos de la iglesia de San Sebastián. Allí crea un ciclo de pinturas con perspectiva "sotto in sù" (de abajo a arriba). En 1560 viaja a Roma para estudiar los techos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, cuya influencia se deja notar en las obras posteriores, como los frescos de la Villa Barbaro, en Máser. En 1573 recibió un encargo para pintar un gran lienzo con el tema de La Última Cena. El resultado del cuadro le llevó ante el tribunal de la Inquisición. En parte por este conflicto con la Inquisición y de acuerdo a una religiosidad más emotiva, el pintor evolucionó en su vejez hacia una pintura de tipo más reflexivo, menos decorativo.
EL GRECO
EL GRECO
Doménikos Theotokópoulos, (Candía, 1541-Toledo, 1614), conocido como el Greco («el griego»), fue un pintor del final del Renacimiento que desarrolló un estilo muy personal en sus obras de madurez. Hasta los 26 años vivió en Creta, donde fue un apreciado maestro de iconos en el estilo posbizantino vigente en la isla. Después residió diez años en Italia, donde entró en contacto con los pintores renacentistas, primero en Venecia, asumiendo plenamente el estilo de Tiziano y Tintoretto, y después en Roma, estudiando el manierismo de Miguel Ángel. En 1577 se estableció en Toledo, donde vivió y trabajó el resto de su vida. Su formación pictórica fue compleja, obtenida en tres focos culturales muy distintos: su primera formación fue bizantina ; la segunda la obtuvo en Venecia de los pintores del alto renacimiento, especialmente de Tiziano, aprendiendo la pintura al óleo y su gama de colores —él siempre se consideró parte de la escuela veneciana—; por último, su estancia en Roma le permitió conocer la obra de Miguel Ángel y el manierismo, que se convirtió en su estilo vital, interpretado en su particular manera de figuras alargadas , muy expresivas, en ambientes indefinidos que de alguna manera anticipan el romanticismo.